9 errores freelance típicos que ya no puedes cometer en 2022

Errores freelance que ya no puedes cometer - wornaka blog

Aceptémoslo: como profesionistas independientes nunca nos habíamos enfrentado a un panorama tan complejo, cambiante, incierto y competido. Si queremos seguir consolidando la seguridad de nuestro trabajo, cometer errores freelance típicos simplemente ya no es una opción, por muy intrascendentes o inocentes que parezcan.

La cantidad de personas que están apostando por el trabajo remoto en modalidad freelance es la más alta de la historia y la tendencia solo va en aumento, los requerimientos de las empresas cambian a velocidades vertiginosas y no es ningún secreto que por cada proyecto disponible suele haber varios colegas dispuesto a hacerlo a menor precio que nosotros. 

Recientemente publicamos un listado de las 15 habilidades profesionales freelance con más demanda en 2022. Hoy vamos a enfocarnos en esos errores del trabajo remoto más comunes que pueden evitar que despegue o menoscabar una trayectoria freelance en pleno auge de la industria 4.0. 

Los consejos que te damos a continuación no sólo están enfocados a proteger tu competitividad en el mercado actual, también a promover buenas prácticas de las cuales todo el talento independiente puede beneficiarse como comunidad.

9 errores del trabajo remoto independiente o freelancer

errores freelance que perjudican tu trabajo remoto

Sin importar cuál sea tu rama de especialidad, si trabajas por tu cuenta y de forma remota con varios clientes es muy probable que estés cometiendo por lo menos algunos de estos errores:

1.- No buscar mejores clientes

La gran mayoría comenzamos en el mundo freelance con proyectos que no se caracterizan por su complejidad ni rentabilidad, pero que nos ayudan a aprender. El problema aparece cuando esta clase de clientes se convierten en nuestra zona de confort, aunque ya estemos ‘sobrecualificados’ para el trabajo. 

Buscar mejores clientes no solo implica destinar tiempo a explorar nuevos proyectos activamente, también hacer espacio en la agenda y dejar ir esas actividades “seguras” pero que nos quitan un montón de tiempo y pagan poco

Tip: Para que no te quite paz mental ni te gane la culpa de dejar ir un cliente leal, siempre puedes recurrir a un freelance menos experimentado de tu confianza y bajo tu contratación directa, de tal manera que puedas “recuperar el trabajo en temporada de vacas flacas”. Finalmente esto no deja de ser una “trampa psicológica” para disminuir los niveles de estrés, porque la idea es justamente que no tengas que volver a ese proyecto. 

¿Necesitas un freelancer aliado? Búscalo en nuestro directorio por especialidad o habilidad clave

2.- No tener un equipo de confianza

Y hablando de otros freelancers de confianza, hay dos aspectos que no debes descuidar en lo relativo a tus redes de trabajo. En primer lugar, como ya mencionamos, tener alguien con quien contar y a quién delegar actividades sencillas en caso de que la carga de trabajo te rebase, y en segundo lugar, un grupo de colegas expertos en disciplinas relacionadas con tu área.

Por ejemplo, si te dedicas a la redacción de contenido digital, hay que tener a la mano el contacto de un buen diseñador o un buen editor de video, porque tarde o temprano tus clientes van a preguntarte si conoces alguien que lo haga y hasta puedes acceder a mejores proyectos o llevarte una comisión por el enlace. 

Si eres diseñador web puedes complementar muy bien tu trabajo con un experto en apps, o en programación, y así sucesivamente. En resumen: mantén en el radar a otros talentos.

errores freelance: no tener un equipo de confianza

3.- No actualizarte

De acuerdo con un reporte reciente de Dell Technologies, el 85% de los trabajos disponibles para el 2030 ni siquiera se han inventado. Así de rápido están cambiando las cosas. Lo único que podemos asegurar es que:

a) muchos de esos empleos serán remotos o pertenecerán a la economía GIG, y

b) van a implicar tecnologías digitales que hoy parecen altamente especializadas o futuristas.

Ante este panorama, actualizar constantemente tus habilidades, conocimientos, portafolios de trabajo y perfil público no es opcional. Una señal de alarma de que llevas mucho tiempo en tu zona de confort es que no has aprendido nada realmente nuevo en los últimos meses, ninguna tendencia en tu disciplina te ha llamado lo bastante la atención como para profundizar más, o sigues con proyectos que ya no te desafían. 

¿Quieres saber cuáles son las habilidades más demandadas en los freelancers de tu profesión? Echa un vistazo a nuestra sección hire. 

4.- Decir que sí a todo

Al inicio de nuestra trayectoria como profesionales independientes, todos decimos que sí a todo, incluyendo plazos de entrega imposibles, proyectos que no son nuestra especialidad y tarifas francamente ridículas. 

Está bien, de nuevo, es parte del aprendizaje. El error es quedarnos estancados en la falsa creencia de que hay que aceptar todos los trabajos sin importar las condiciones porque “quién sabe si habrá oportunidades el mes entrante” y “nos están haciendo un favor al considerarnos”. 

La realidad es que trabajo siempre va a haber cuando una buena reputación te respalda. Pero ¿cómo vas a fortalecer y visibilizar una buena reputación si estás demasiado ocupado en proyectos irrelevantes y mal pagados?

5.- Dejar que te arrastren a juntas eternas

¿Cuántas veces te has quedado conectado más de veinte minutos en una junta sin tener nada más que decir y sin obtener información relevante adicional sobre proyecto, mientras otras personas discuten temas que no tienen nada que ver contigo? Ese tiempo lo podrías estar aprovechando de mil maneras, en lugar de quedarte allí “por cortesía”.

Caer en la “juntitis” es uno de los errores del trabajo remoto más comunes. Aprende a evitarlo preparando con anticipación lo que tienes que decir, sintetizando puntos clave y acuerdos lo antes posible, y retirándote cuando ya no tienes nada que hacer allí. 

Tip: Una manera elegante de liberarte de una junta en la que ya no necesitas estar es decir: “Bueno, si no me necesitan más por el momento, yo me retiro para ir avanzando”. 

6.- Descuidar la ciberseguridad

Un ataque cibernético actualmente no solo te pone en riesgo de perder archivos básicos para tu trabajo, ser chantajeado y recibir estados de cuenta con compras en línea que jamás hiciste, también puede meterte en enormes problemas legales cuando la información en juego es de un cliente. 

Cualquier freelance necesita tomarse en serio la importancia de la seguridad digital, saber identificar y evitar amenazas, conocer la diferencia entre una conexión de riesgo y una segura, cuidar las actualizaciones, las autenticaciones, los certificados, etc. Por muy bueno que seas en tu trabajo, si dejas que un hacker entre a través de ti, puedes perder mucho y no solo en reputación.

¿Quieres consultar a un experto en ciberseguridad?  Aquí puedes hacerlo.

ciber seguridad para evitar problemas en tu carrera freelance - workana blog

7.- Hiperconectividad

Estar conectados y disponibles 24/7 no solo daña la salud en múltiples maneras, también malacostumbra a los clientes o a las empresas que trabajan con nosotros y normaliza faltas de cortesía rampantes, como enviar un mensaje a las diez de la noche y ¡esperar una respuesta inmediata!

Todos sentimos que hacer de inmediato ese ajuste que nos pidió el cliente a la media noche es enviar un mensaje de profesionalismo y que, si no lo hacemos, al día siguiente nos van a “dar las gracias y la despedida”, pero en realidad lo único que proyecta esta actitud es que necesitas tanto esa relación laboral que puedes dejar de lado cualquier otra cosa que estés haciendo, y eso afecta la percepción subjetiva de la calidad de tu trabajo

TIP: Usa un dispositivo móvil para temas de trabajo y otro para cuestiones personales. Apaga el teléfono del trabajo cuando no estés en horario laboral. 

8.- No respetar un horario 

Haz las cuentas ¿cuánto tiempo de tu vida realmente quieres dedicar a trabajar? Por mucho que te apasione lo que haces, y por mucha energia que tengas para dar el extra mile, no es saludable perder de vista que el trabajo no lo es todo, y aunque a veces quedarnos frente a la computadora hasta la madrugada inevitable, si tu jornada laboral estándar casi siempre supera las seis horas efectivas, entonces no tiene demasiado caso apostar por el trabajo independiente.

Seguramente podrías ganar lo mismo en una empresa que esté buscando alguien con tus habilidades y tu compromiso para las horas extra, sin toda la incertidumbre y el esfuerzo adicional de mantener una cartera activa de clientes.

Respeta un horario de trabajo que te permita aprovechar el resto de tu día para florecer como ser humano, no te auto explotes y recuerda que el freelancer se caracteriza por trabajar de modo más inteligente, no más sacrificado. 

9.- No invertir en ergonomía

Ergonomía es todo aquello que haga el trabajo más cómodo, desde una silla con buen soporte lumbar, un teclado profesional que prevenga el síndrome de túnel carpiano y unos lentes con micas antirreflejo para no quemarte la retina con todas las horas frente al monitor. 

Generalmente, los trabajadores independientes debemos hacernos cargo de nuestro propio plan médico y en este sentido una filosofía de la prevención siempre será la mejor apuesta. Cualquier incapacidad derivada de trabajar en un entorno poco ergonómico saldrá más cara que invertir en mobiliario y equipo adecuado. 

errores freelance - no invertir en ergonomia

¿Quieres dar inicio a tu carrera freelance o necesitas contratar talento independiente calificado?

Recuerda que en Workana no solo somos la plataforma de trabajo freelance más grande de Latinoamérica, también somos una de las empresas que más activamente promueve un estilo de vida freelance saludable, así como buenas prácticas que dignifiquen este modelo laboral. 

Si eres una empresa o un emprendedor en busca de un aliado con las habilidades exactas que necesitas para hacer crecer tu negocio, simplemente crea tu proyecto ahora o encuentra un profesional remoto por especialidad.


También te puede interesar:

 

 

Miles de freelancers listos para comenzar a trabajar en tu proyecto.

Subscribe to the Workana newsletter and keep updated